miércoles, 30 de mayo de 2018

478. MALDITO CARTEL



No es mi costumbre llevarles a sitios bonitos, pero gracias al cartel del Servicio de Patrimonio Histórico-Arquitectónico de la Diputación Foral de Álava, hoy están de suerte. Ya saben por este blog que donde pueda haber un edificio interesante o un lugar bonito, siempre hay una Administración Pública con un cartel para joderlo. Así que gracias a los carteles, siguiendo la ruta de los carteles, podemos llegar a sitios bonitos, sitios ya jodidos por los carteles, claro, pero bonitos al fin y al cabo.

Con los carteles bilingües de la Arabako Foru Aldundia podemos incluso aprender algo de vascuence. Debajo de PATRIMONIO CULTURAL DE CALIDAD (esto promete) leemos que GEUREA significa nuestro, IREKIA, abierto, HISTORIKOA, histórico, ASTERTZE TEKNIKOA, análisis técnico, ERABILGARRIA, útil, y ETORKIZUNARI BEGIRA, proyectándose al futuro. Al detalle de escribir todas las palabras vascuences en MAYUSCULAS y las castellanas en minúscula no vamos a darle mayor importancia porque el PATRIMONIO CULTURAL DE CALIDAD iba en mayúsculas y el Kalitatezki Kultur Ondarea va en minúsculas, o sea que son jueguecitos del diseñador gráfico. Ahora bien ¿quién habrá escogido el juego de palabras? ¿Qué querrá decirnos la secuencia...

NUESTRO
ABIERTO
HISTÓRICO
ANÁLISIS TÉCNICO
ÚTIL
PROYECTÁNDOSE AL FUTURO

....................?


Abrimos el plano (cinematográfico) y vemos que el cartel decora una ruina. Ohhh.  Muy UTIL no parece (ni la ruina ni el cartel), aunque siempre pudiera PROYECTARSE AL FUTURO. Eso sí, en tanto que ABIERTA, se entiende que es susceptible de ANÁLISIS TÉCNICO ¿no? 


Abrimos más el plano y.... ¡santo dios! ¡Pero si es el monte Toloño! ¡Las ruinas del Monasterio de Santa María de Toloño! un lugar que es toda una sorpresa para cualquier montañero que se anime a subir a tan espléndido balcón sobre la Rioja Alta. 

Desde siempre el montañero se ha sorprendido también al encontrar junto a la iglesia los restos de una gran nevera cilíndrica excavada en el suelo. Y el montañero curioso siempre se ha preguntado qué hacen ahí tan bellas ruinas, aunque para cuando vuelve a casa se le suele olvidar tan cultural impulso... Aparte de que... ¿dónde se iba a poner uno a buscar? 

Pero hete aquí que gracias a la wiki, a los móviles y la buena cobertura en la zona, ahora podemos saber con cuatro clicks algunas de las razones e historias que antes callaban tan sugerentes piedras.

 ¿Qué coño hace ahí entonces el p... cartel, y... el cartelito de la nevera, y... ¡la catenaria que han puesto en torno al muro norte del templo, coño, si se puede entrar por cualquier parte a la ruina!?


Hay que irse muy lejos para ver que el Monasterio sigue siendo de la montaña, o del tiempo, o de la intemperie; y hay que pensar en otras cosas para olvidar que ahora es de un Servicio Provincial (provinciano) del Patrimonio Histórico Arquitectónico que promete proyectar sobre él toda su imbecilidad urbana y contamporánea. Pero aunque en la foto hecha desde lejos ya parece que no se ve el cartelito de marras, estando allí aún se ve. Se ve desde muy lejos. Desde que empieza a verse la ruina. Maldito cartelito. 

Si no fuera por los excelentes compañeros con que iba y que se partían de risa con mis cuitas, casi se me arruina la excursión.